Los bancos podrían recortar sus beneficios trimestrales hasta un 35%

Aunque la actividad comercial fue óptima, Alantra cree que el sector debería empezar a adelantar provisiones por futuros impagos de créditos en estas cuentas.

El 23 de abril comienza la temporada de resultados del primer trimestre en España. El mercado está pidiendo a los bancos cotizados que empiecen a anticipar en estas cuentas parte de las provisiones que serán necesarias para cubrir futuros impagos de créditos.

Todas las entidades van a llevar a cabo dotaciones extraordinarias asociadas al Covid-19, aunque todo apunta a que el ejercicio de provisiones será mucho más suave que el protagonizado esta semana por los bancos americanos, según los analistas consultados.

«La pregunta del millón es cuánto va a costar esta crisis en términos de provisiones, pero nos tememos que los bancos todavía no están preparados para responder», señala Francisco Riquel, analista de Alantra, en un informe distribuido ayer a sus clientes.

Es complicado saber qué grado de dotaciones decidirá anticipar cada entidad, porque depende mucho de su modelo de negocio, de sus previsiones sobre la situación económica global y del mensaje que quieran enviar al mercado. Muchos bancos están todavía discutiendo internamente este extremo.

Los más vulnerables

Alantra cree que la banca mediana es la que tiene más razones para realizar un ejercicio severo. En su opinión, Bankia podría anunciar un aumento de provisiones del 50%. Este cargo provocaría un descenso del beneficio del 40%, hasta 128 millones. Alantra argumenta que el porcentaje de clientes con bajos ingresos es mayor que en otros bancos y considera que hay riesgo de que Bankia vea empeorar su solvencia si no anula o recorta el dividendo de 2020.

En el caso de Sabadell, Alantra pronostica una subida de provisiones de hasta el 60%, lo que provocaría una caída del resultado atribuido del 50%.

En su opinión, el ejercicio de prudencia necesario en BBVA y Santander no debería ser tan elevado debido a su perfil de riesgo y a su diversificación. La bajada del beneficio que prevé para Santander en el primer trimestre es del 6% y del 18% en BBVA (ver gráfico). El descenso medio será del 35%.

El bróker de Renta 4, por su parte, da por seguro que los bancos presentarán al mercado caídas de doble dígito en los próximos días.

Resto del año

Los dos peores trimestres del año serán el segundo y el tercero. Credit Suisse ha actualizado sus estimaciones. Según sus cálculos, Santander sufrirá una caída del beneficio del 34% en 2020 y BBVA, del 37%. CaixaBank, del 52%.

A diferencia de muchos bancos de inversión como Citi, que prevén dos años consecutivos malos de ganancias, Credit Suisse cree que el beneficio de Santander y BBVA repuntará el año que viene más del 60%.

En el caso de Santander, Alantra sostiene que el mercado podría «tomarse negativamente» que la entidad no adelante dotaciones por insolvencias en el primer trimestre. La lectura de los inversores podría ser que, o bien que Santander tiene «una actitud de negación» ante la realidad, o bien que su nivel de capital es insuficiente para permitirse un reconocimiento acelerado de pérdidas crediticias.

Alantra prevé que el banco que mejor va a resistir la crisis es Bankinter por su bajo perfil de riesgo (familias con ingresos medios elevados y empresas) y por el caladero de beneficios que representa Línea Directa. El banco anunció su salida a Bolsa, pero sigue en el balance de la entidad y aporta entre el 25% y el 30% de las ganancias.

Actividad comercial

De no ser por las dotaciones por el Covid-19, el primer trimestre, que suele ser el más flojo del año, hubiera sido un trimestre normal en ingresos, según Renta 4. El estado de alarma en España se decretó al final del trimestre, el 14 de marzo.

Los márgenes de intereses han sido flojos por los tipos negativos, pero ese factor se ha compensado en parte con el buen tono de las comisiones por venta de productos, como seguros y fondos.

Esta segunda partida, sin embargo, será una de las más vulnerables el resto del año.

El sector espera un derrumbe del negocio hipotecario y de la actividad de banca al consumo, una de las que deja mayores márgenes, a partir del segundo trimestre.

En términos de dividendos, Credit Suisse da por seguro que Santander no pagará ninguna retribución con cargo a 2020. El banco anunció que tomaría una decisión cuando se publique dicho resultado.

Credit Suisse prevé un pago de 0,13 euros por acción en el caso de BBVA y de 0,04 euros, en el caso de CaixaBank.

 

CAÍDA MEDIA DEL 50% EN BOLSA EN DOS MESES

La Bolsa no afloja la presión sobre el sector bancario. Cuando parece que las cotizaciones han tocado fondo y no pueden bajar más, las ventas las hunden todavía más. En apenas dos meses, el descenso medio ronda el 50%. Los más castigados son Liberbank y Sabadell. Las caídas de Santander y BBVArondan el 45%. CaixaBank y Bankia son los que han capeado mejor la presión vendedora hasta la fecha, con descensos en torno al 38%.

Las cotizaciones han dejado el valor bursátil de los bancos a niveles nunca vistos. Bankinter, el único banco que cotizaba el año pasado por encima de su valor contable, ha perdido ese estatus. Santander cotiza a 0,33 veces/valor en libros y BBVA, a 0,37 veces.

Según los analistas, la banca carece de catalizadores para escapar de la zona de mínimos. El sector tenía ya poco atractivo para los inversores desde hace tiempo por la baja rentabilidad que ofrece el negocio en tiempos de tipos de interés negativos. Pero a esa variable se ha sumado el anuncio por parte de la mayoría de que suspenden los pagos de dividendos de 2019 y 2020 para reforzar sus balances todavía más ante la crisis y priorizar la financiación a la economía real.

Los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 sufren caídas desde el 1 de enero situadas entre el 37% y el 56%. En todos los casos muy por encima del 25% que se deja en igual periodo el índice selectivo.

Share:

Author: novedadesbancarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.